La lectura es algo que trato de hacer con frecuencia, pero a veces me distraigo con las redes sociales u otros proyectos, como lanzar este sitio web. 

Y dentro del camino del sitio web y ser independiente, me encontré con este libro, el cual al menos a mí, me ha ayudado a derribar esas creencias que tenemos o que nos enseñan desde pequeños, como que hay que trabajar mucho para tener dinero y ser feliz, que teniendo un trabajo estable y por ende un ingreso estable, lograré «salir» de la clase media para tener una vida de en sueño. 

Pero la verdad, es que poco y nada me han enseñado sobre economía domestica, inversiones y cómo tener una buena relación con el dinero.

Cuando era niña,  siempre veía a los mayores que tienen problemas para llegar a fin de mes, que estaban sibrepasados con las deudas y que muchas veces tuvieron que vender o dejar de comprar algo que no les alcanzaba. Para qué decir cuando hubo crisis económica acá en Chile, por el año 98, todavía lo recuerdo muy bien. 

Es por eso que recomiendo este libro, porque nos ayuda a tener otra mirada del dinero y cómo este nos ayuda. Hay una frase que todos los días repito en mi cabeza y me da la fuerza para trabajar en lograr mis metas, y en esa independencia económica que tanto uno busca «no tenemos que trabajar para el dinero, el dinero tiene que trabajar para nosotros».

Hay cosas que don un poco técnicas en el libro, como los temas de flujo de caja, que aún me cuesta entender, pero eso me pasa a mi. El resto del libro, está muy bien explicado y con ejemplo claros de cómo debe ser la relación con nuestro dinero. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *