Veremos cómo organizar el contenido de un sitio web nuevo y en funcionamiento.

Estructura de sitios web

Al crear sitios web, debemos preguntar ¿cuál es el objetivo del sitio web? ya que existen diversos formatos, como los transaccionales, que son aquellos donde se genera un intercambio monetario o de datos. Tu me das y yo te doy.

Por otro lado, existen los sitios quev que son más bien informativos, como los blog de cocinas, de noticias, etc.

También, se puede dar el caso de que un sitio web sea ambas cosas: informativo y transaccional, como son los retail que además cuentan con un blog para darle ideas al usuario e incentivar la comprar sus productos.

Pero todos estas descripciones tienen algo en común, que cuentan con una distribución de contenido pensanda para que el usuario la encuentre de forma rápida, y para eso es necesario un mapa de contenido.

¿Qué son los mapas de contenido?

Los mapas de contenido es la organización y/o distribución del contenido en función del arquetipo que hayas definido para tu negocio.

Qué es un mapa de contneidos

Para esto creamos un mapa de contenido, donde iremos agrupando el contenido según temas relacionados y priorizando cuál es lo más importante que quiero comunicar, pero a la vez que sea acorde a la importancia que le da el usuario.

“Porque lo más importante para mí, no necesariamente es lo más importante para el usuario y viceversa.”

¿Cómo distribuimos y jerarquizamos el contenido?

En el caso de ya tienes una web y quieres actualizar. Lo primero, es (re)definir el objetivo del sitio, una vez que tenemos esa respuesta, comenzamos una breve investigación y análisis con los datos que nos entrega google analytics y search console, ya que por un lado no indica cuáles son las páginas más visitas y por otro qué páginas son las que más aparecen en los resultados de búsqueda. Esto, nos da una idea de cómo el usuario se mueve dentro del sitio web y nos sirve para organizar y optimizar de mejor manera el contenido existente.

Para aquellos que recién están armando el sitio web, debes agrupar el contenido por temática y jerarquizar dentro de la misma. Por ejemplo, si tienes un blog donde ofreces tus servicios (como el mío), es más relevante contarle al usuario lo que hago, en vez de contarle quién soy.

En el caso de los e-commerce, es más relevante el e-commerce o tienda, por sobre el blog.

Recuerda ir analizando los resultados del contenido para del sitio web para ir realizando las mejoras y optimizaciones correspondientes.