El arquetipo según la Real Academia Española, es el modelo original y primario en un arte o cosa o representación que se considera modelo de cualquier manifestación de la realidad. En este caso, un arquetipo es un modelo original de nuestro usuario, lo más cercano a la realidad.

Por otro lado, los arquetipos también se conocen como “buyer personas”, pero éste es un término acuñado por la empresa especialista en Marketing Digital llamada HubSpot.

Diferencias entre grupo objetivo y arquetipo.

Antiguamente, las estrategias de marketing se basaban en las características de los Grupos Objetivos, donde se clasificaban a las personas por grupo socioeconómico ABC1 – C2 – C3, zona geográfica, edad, entre otros. Los datos que nos proporcionaban eran todos de carácter cuantitativo.

En cambio, los arquetipos son muchos más profundo, aparte de estos datos, debemos incluir si la persona es casada, tiene hijos, si le gustan los viajes y a qué lugares prefiere viajar, si tiene auto, el modelo, color, el año del auto. La idea es que sea lo más detallado posible, incluyendo información como los comportamientos de compra, qué los hace felices o tristes, etc. Si queremos, podemos identificar con un nombre y apellido ficticio a nuestros arquetipos, ya que podemos tener uno o más arquetipos asociados a nuestro negocio. Los datos para crear los arquetipos, deben ser de carácter cuantitativos y cualitativos.

La importancia de la creación de arquetipos para nuestro negocio.

Tener definidos nuestros arquetipos es importante para nuestro negocio, debido a que conociendos los gustos, características y estilos de compra, podemos entregar mensajes personalizados, con el cual se puedan identificar y de esta manera elijan mi marca por sobre la competencia.

Esta información sirve para entregar segmentar los mensajes en las plataformas de publicidad digital, para definir los mensajes de los micromomentos que tiene el usuario con mi marca, para elaborar estrategias, elegir influencer o microinfluencers, entre otros.

De esta forma, crearemos una relación más cerca con nuestros usuarios, porque entenderemos sus necesidades y por qué necesitan de mi producto/servicio.